Cómo parar con las emociones negativas

Cómo parar con las emociones negativas

  • Autor de la entrada:

La otra enfermedad de la pandemia es llenarse de las malas noticias, los malos comentarios en redes sociales y un mix de emociones incómodas, pesimistas y negativas. Esto conlleva a un “contagio emocional” del cual quiero compartir cómo evitarlo, en base a un artículo que leí en la revista YA.

¿De qué emociones negativas estamos hablando?

Leí en un estudio de “Efectos de la pandemia en la salud mental” hecho en junio de 2020, por la Universidad de Chile que predominan:

  1. la rabia (30,4%)
  2. el miedo (27,4%)
  3. la tristeza (23,6%)
  4. la alegría (1,9%)

Después, en octubre del mismo año los resultados fueron la tristeza, la preocupación y la rabia, en ese orden.

Contagio virtual

Las redes sociales, sin duda que son una gran fuente de contagio de emociones negativas, porque no permite análisis profundos y ofrece atajos que apelan directo a las emociones.

Es decir, si vemos que un post tiene muchos likes, asumimos que es bueno y por lo tanto “nos contagia” de emociones positivas. Pero si vemos un post que despierta rabia, nos provocará la misma emoción.

En las redes sociales, no solo encontramos el contenido propuesto por la marca o el usuario. También lo están los comentarios: que muchas veces está lleno de emociones negativas, rabia y que esto también influye en nuestro contagio emocional. Explica Daniel Halpern, académico de la Facultad de Comunicaciones UC.

¿Cómo prevenir este contagio emocional?

  • Distancia social: para evitar el contagio de emociones negativas es necesario tomar consciencia de que este fenómeno existe. Una vez concientizado en nuestra mente, evitaremos a las personas cargadas de negatividad nos arrastren a ese mismo estado.
  • Reducir el tiempo en redes sociales e identificando las fuentes de contagio: evitar a personas o cuentas de redes sociales que identificamos como causantes de emociones negativas. Es como colocarse la “mascarilla” ante estas cuentas que no aportan mucho valor. Las redes sociales, pueden aportar mucho a nuestra vida diaria: vemos cuentas de vida saludable, salud mental, con energías positivas que nos contagian de positividad. No se trata que evitemos las redes sociales, sino de ver alternativas de marcas y cuentas que nos aporten un valor positivo. Agrega Elaine Hatfield Psicóloga social y académica de la Universidad de Hawái, autora del libro: “Emotional Contagion”.

¿Sabías que las mujeres son las más afectadas por la negatividad virtual? Según Álvaro Jiménez, psicólogo y académico de UDP, los comentarios agresivos las afectan anímicamente mucho más que a los hombres.

Comunicar mejor

Creo que hoy podemos comenzar a comunicar emociones positivas y no es necesario tener una cuenta con más de diez mil seguidores para comenzar. Es cierto, no todo está perfecto en el mundo entero, pero comencemos con ver el vaso medio lleno. Porque no todo es negativo, no todo es malo.

Celebrar la vida, la amistad y el amor es urgente. Comunicar buenas noticias depende de todos, para dejar de contagiarse por las emociones negativas que tanto mal nos hace en este tiempo. Volver a lo simple.

Evitar las emociones de negatividad que tanto mal nos hace, es urgente.

Una vez escuché el relato de una persona ciega. Que aún no viendo, sentía con profundo agradecimiento despertar una mañana, sentir el sol, sentir el frío, la ducha caliente, el calor de la cama y una almohada, etc.

Comenzar por agradecer por lo que somos y lo que hemos logrado, es un paso para llenarse de emociones positivas.

Las marcas necesitan llegar a sus usuarios con noticias de emoción. Pero emociones positivas. Ya no es tiempo de solo vender, sino de llegar a los usuarios capturándolos con emociones positivas transversales. A ningún usuario le hace mal la alegría, el amor, la amistad, la paz, etc.

¿Cómo las marcas pueden disminuir la rabia, el miedo, la tristeza y dar más impulso a la alegría?

Soy RodriGO Rojas, consultor estratégico en comunicaciones y marketing.

Deja una respuesta